Nadie puede dudar del poder que tiene la Iglesia Católica, sobre todo cuando se trata de manipular los medios de comunicación o comprar jueces y políticos, para evitar que algún escándalo que los involucrara salga a la luz pública.

Muchas han sido las denuncias de abuso infantil por parte de sacerdotes católicos que han quedado sin castigo, gracias a la poderosa influencia de esta institución religiosa. Afortunadamente, un valiente detective está a punto de cambiar esto…

Entre 1980 y el 2015, más de 4,500 denuncias de pederastia se han realizado contra sacerdotes de la Iglesia Católica, tan solo en Australia. Imagínate en el mundo entero.

Se estima que esa institución cuenta con más de 700,000 sacerdotes pedófilos, cifras que da el órgano de investigación de la ONU.

Desgraciadamente, el número exacto de víctimas es incalculable, pues la Iglesia tiene muchos trucos para evitar que circule esa información. Como dicen: ¨La ropa sucia se lava en casa¨.

Afortunadamente, el portal de noticias Fanpage.it, realizó una investigación que está dando la vuelta al mundo, y que gracias al internet, la Iglesia Católica no ha podido ocultar.

En el Instituto Próvolo, en Italia, un Sacerdote confesó los terribles abusos que los miembros de la Iglesia cometían contra niños sordos y discapacitados.

Ese Instituto católico para niños con discapacidad era el hogar de muchos jóvenes desamparados que gracias a esos enfermos sacerdotes sufrieron en su niñez los más terribles abusos. Hoy, gracias al trabajo de algunos periodistas, las víctimas empiezan a romper su silencio.

¨Abusamos de los niños más frágiles. Los ciegos, los sordos, menores de 6 años. Entre 3 sacerdotes los violábamos y les hacíamos cosas que ni te imaginas¨ – Confiesa el cura mientras se ríe en su lecho de muerte.

El valiente periodista se hizo pasar por una de las víctimas, para entrevistar al anciano sacerdote que estando en el hospital se atrevió a confesar todas las cosas horribles que les hacían a esos indefensos niños. El video es simplemente aterrador…

Don Eligio Piccoli es el nombre del sacerdote responsable. Se te erizará la piel de coraje al ver como se ríe recordando sus asquerosos crímenes:

¡Basta de los abusos! Tu silencio es complicidad.

Denuncia cualquier abuso contra los niños. Los sacerdotes pederastas deben ser castigados.

No hay comentarios