Cuando le extendió la mano, Agata Kornhauser-Duda no se la dio. En cambio, procedió a saludar a su esposa, Melania Trump.

El hecho sucedió durante la visita del presidente de EE. UU. en Varsovia, Polonia, reportó Time, y dejó, temporalmente, un sinsabor al mandatario, como se ve en un video difundido en redes sociales.

Asimismo, fue objeto de burlas en redes sociales. “La expresión en su cara no tiene precio, jajaja”, “lo vi todo y es real. Mujer con clase, yo tampoco tocaría a ese hombre”, y “¿quién podría culparla?”, son algunos de los comentarios realizados por los internautas.

No obstante, segundos después del desaire, la esposa del presidente de Polonia, Andrzej Duda, saludó debidamente a Trump.

Se desconoce la razón por la que ella se comportó de esa manera, si fue un acto casual o deliberado.

Previamente a la escena, cabe resaltar que el magnate le dio un apretón de manos al dirigente polaco.